Becas de “la Caixa”: la Entrevista

Si te han seleccionado para una entrevista de “la Caixa”, ¡enhorabuena!. Deberías estar contento y tranquilo pues, según las estadísticas de la convocatoria del año 2020, tan solo el 20 % de los candidatos son seleccionados para la entrevista. Si eres uno de los candidatos seleccionados para la entrevista o “evaluación presencial”, tienes un 50 % de probabilidades de recibir una de las codiciadas becas. En la entrevista, puedes convertir esa probabilidad en un 100 %. Seguridad y confianza son dos aspectos clave a la hora de encarar la entrevista para las becas de “la Caixa”.

¿Y ahora qué?

En el momento en que solicité una de las Becas de “la Caixa”, escribí a más de 20 ex-becarios para que me hablaran de su experiencia en la entrevista, ya que nunca me había enfrentado a una, y al considerarme una persona introvertida, el simple hecho de tener que exponer ante un grupo de personas ya me producía pavor.

Si en algo coinciden todos los ex-becarios, es en apuntar que para superar con éxito la entrevista y obtener una de las becas de “la Caixa”, lo que más cuenta es tu personalidad y la madurez de tu proyecto, además de la capacidad de realización, justificación y defensa del candidato. Un expediente por sí solo muchas veces no asegura el éxito ni en el proyecto ni en la vida en general. 

Aunque es cierto que muchos de los becarios terminamos la carrera con el mejor expediente de nuestra promoción o con otros méritos importantes, lo realmente decisivo es la naturalidad al defender tus criterios, que digas sin rodeos lo que piensas y que lo hagas de forma sincera, mostrando que estás dispuesto a dar lo mejor de ti mismo. La entrevista se hace precisamente por eso, porque ante una gran cantidad de expedientes con notas altas, se quiere conocer al candidato, no sólo leer lo que de él pone en los papeles.

En este artículo te doy información y algunos consejos para poder dar lo mejor de ti en la entrevista. Si bien está enfocado en las becas de posgrado de “la Caixa”, muchos de los aspectos que comentaré pueden ser igualmente útiles para otro tipo de becas o procesos de admisión. Te recomiendo que, si no lo has hecho ya, antes te leas mi artículo Becas de “la Caixa”: 10 consejos antes de empezar tu solicitud, donde hablo en general acerca de las becas de “la Caixa” y cómo afrontar la solicitud.

¿Dónde y cuándo se celebra la entrevista?

En mi caso, a los tres días de informarme de que había superado la preselección, recibí un correo con el lugar y la hora para la entrevista: el 16 de abril a las 10:40, en Barcelona. Si bien tradicionalmente las entrevistas se celebraban o bien en Barcelona o en Madrid, según las bases de la convocatoria del año 2020, la entrevista se celebra solamente en Barcelona, concretamente en los días 18, 19 y 20 de mayo (obviando, naturalmente, que en el momento de escribir las bases aún no nos había golpeado la pandemia del COVID-19).

Si vives fuera de Barcelona, puedes solicitar hasta 300 euros de compensación por los gastos de transporte y alojamiento, una cantidad más que suficiente si te desplazas desde gran parte de las capitales de provincia españolas. La entrevista suele celebrarse en la sede de la Fundación Obra Social “la Caixa”, en las emblemáticas torres de “la Caixa” en la vía Diagonal de Barcelona, de todos modos esto puede cambiar con los años, así que asegúrate bien de la dirección del lugar que te faciliten en el e-mail de invitación a la entrevista.

¿Cómo debo ir vestido?

En primer lugar, como ya sabrás, deberías cenar ligero la noche anterior, acostarte a una hora prudente y tratar de no estar nervioso. La mañana de la entrevista levántate con suficiente antelación, desayuna ligero y da un paseo o realiza alguna actividad breve que pueda ayudarte a estar relajado. Si tienes la entrevista en las famosas Torres de “la Caixa”, hay un pequeño parque junto a los edificios que es un muy buen lugar para relajarte (Jardins de Jaume Vicens i Vives).

Sé tu mismo, y no intentes demostrar nada con tu forma de vestir. No vayas ni excesivamente formal ni informal. Un ex-becario me comentó que solicitó la beca en dos ocasiones. En una primera fue bien vestido y con la intención de demostrar que sabía mucho, pero finalmente no le concedieron la beca. En el segundo intento, sin embargo, fue a la entrevista vestido ‘sin pretensiones’ y ‘como el pobre estudiante que pide una beca’ y le concedieron la beca. ¿Conclusión? No le des muchas vueltas a cómo vas a ir vestido, lo más importante es que estés cómodo, pero naturalmente no te presentes en pijama o con las zapatillas de estar por casa.

¿Cuánto dura la entrevista?

Las entrevistas tienen una duración aproximada de unos 20 minutos. Si mi memoria no me falla, mi entrevista duró aproximadamente eso. De todos modos, la verdad es que el tiempo me pasó volando, y en cierto modo el tiempo se ‘congeló’ durante la entrevista, así que seguramente no notes la diferencia entre si son 15 o 30 minutos (a no ser que la entrevista te vaya terriblemente mal y quieras salir por patas).

Al comenzar la entrevista, se le pide al candidato que exponga de forma resumida su proyecto personal, así que quitándole ese par de minutos iniciales, se queda en unos 18 minutos de incertidumbre. Los propios entrevistadores finalizarán la entrevista de forma abrupta al terminar tu respuesta a una de sus preguntas. Te dirán algo así como “gracias, hemos terminado”.

¿Qué tipo de preguntas me pueden hacer?

Las preguntas pueden ser muy variadas, y depende mucho del tribunal y de cuál es el grado de conocimiento del tribunal de tu especialidad. Muchas de las preguntas en cierto modo están pensadas para poner a prueba la seguridad en ti mismo y en lo que haces, pero en ningún caso, tal y como ellos mismos admiten en los criterios de evaluación, poner a prueba tus conocimientos teóricos. En principio se habrán leído tu proyecto, así que no repitas lo que ya has dicho en tu solicitud, sino que deberías ser más bien conciso y aprovechar la oportunidad para señalar la originalidad y la madurez de tu proyecto. Por ejemplo, te pueden preguntar: ¿Por qué quieres estudiar en X universidad y no en otra?

Un entrevistador me preguntó directamente, incluso con cierto tono chulesco, por qué me interesaba la historia antigua si eran hechos que habían sucedido hace miles de años. Otro entrevistador, uno de los representantes de la Fundación “la Caixa”, también me comentó que cerca de la catedral de Barcelona había una academia que ofrecía cursos de griego antiguo -en mi memoria destaqué que una de las ventajas de mi máster era la posibilidad de estudiar griego clásico. También me preguntaron que al estudiar historia de Roma, por qué no cursaba el máster en Italia en vez de Inglaterra. Tenía respuestas para todas estas preguntas, y en ningún momento me puse a la defensiva, sino que simplemente les expliqué mis razones, sin rodeos ni titubeos.

Siempre es bueno hablar con conocimiento de causa, e intentar poner hincapié en los aspectos positivos de tu perfil, y no tanto en los negativos. Al responder a la pregunta sobre Italia, por ejemplo, en vez de responder “no sé italiano y por lo tanto no puedo irme a estudiar a Italia”, mencioné algunos profesores italianos que conocía que eran muy buenos en mi especialidad, con lo que demostré conocimiento de lo que “no me interesaba”, pero que creía que la Universidad de Oxford me ofrecía un mejor programa que cualquier otra universidad italiana, con seguridad y convencimiento.

A veces no es tanto lo que dices, sino cómo lo dices y cómo reaccionas a ciertas preguntas que ponen en cuestión tu posición o convicciones.

Probablemente también te pregunten por tus planes al finalizar la beca. Esa es una pregunta muy importante y deberías mostrarte seguro de ti mismo y conocedor de tus posibilidades. Nadie te pide que seas sincero sino que parezcas verosímil; si tienes claro lo que quieres hacer después, explícalo, y si no lo tienes, invéntatelo de manera convincente. Yo tenía claro que quería empezar el doctorado al acabar el máster, para iniciarme en el mundo académico, y así lo expresé a los entrevistadores. Por eso creo que el consejo más importante que puedo darte es que, además de intentar ser coherente y mostrar convicción en tus respuestas, lo hagas de forma natural, humilde y honesta.

¿Quién me va a entrevistar?

Si tu disciplina se encuentra dentro del campo de las Humanidades, es muy probable que tus entrevistadores sean del ámbito de las Humanidades, pero no necesariamente especialistas en tu área de estudio, así que espérate cualquier cosa. Puedes consultar los evaluadores de la convocatoria de 2020 en la Relación de evaluadores. En cualquier caso, también habrá como mínimo un representante de la Fundación “la Caixa”. En mi caso fueron dos: Rosa Maria Molins e Ignasi Calvera.

No esperes que cada uno de los miembros del tribunal te vaya a lanzar una pregunta, y seguramente haya una persona que sea la voz cantante y se encargue de dirigir la mayoría de las preguntas, normalmente uno de los representantes de la Fundación “la Caixa”. En mi caso fue Ignasi Calvera, entonces subdirector del área de becas de “la Caixa”.

¿En qué idioma son las preguntas?

Dependiendo de tu Universidad de destino, parte de la entrevista será en el idioma en que cursarás tus estudios, además de en inglés. Así que, si tienes pensado irte a estudiar a Francia, espera que te hagan alguna pregunta en francés. En mi caso, conque me iba a Inglaterra, parte de la entrevista fue en inglés. En realidad, solamente me hicieron una pregunta en inglés (Rosa Maria Molins me preguntó sobre un trabajo para el que me habían concedido un premio de ensayo), así que gran parte de la entrevista fue en castellano.

Si la memoria no me falla, contesté en un inglés bastante macarrónico, pero contesté con brevedad y seguridad de lo que decía, así que no te preocupes demasiado sobre tu nivel de idioma, eso ya lo has acreditado, simplemente responde con seguridad y brevedad, son conscientes de que en ese momento estás bastante nervioso.

¿Cómo me preparo para la entrevista?

Te recomiendo que te leas el capítulo Techniques of the Academic Interview en The Professor Is In. The Essential Guide to Turning Your Ph.D. Into a Job de Karen Kelsky. Si bien el libro está enfocado hacia las entrevistas para becas post-doctorales y el mercado académico en general, muchos de los consejos que ofrece son aplicables al 100% a todo tipo de entrevistas, y te serán de gran ayuda a la hora de prepararte para la entrevista de las becas de “la Caixa” y para futuras entrevistas: desde cómo saludar o dirigirte a los entrevistadores, a cómo sortear a tu favor preguntas que te resulten complejas o de difícil respuesta. Del mismo modo, son de gran utilidad sus consejos acerca de cómo preparar un proyecto o memoria para becas o ayudas.

¿Cuándo sabré si me han concedido la beca?

En las bases de la convocatoria se menciona explícitamente la fecha en que la relación de candidatos seleccionados como becarios de “la Caixa” será publicada. La resolución suele publicarse una semana después de las entrevistas. En la convocatoria de 2020, si el último día de entrevistas fue el 20 de mayo, los resultados fueron publicados el 26 del mismo mes.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s