Becas de “la Caixa”: mis 10 consejos antes de empezar tu solicitud

La Fundación Obra Social “la Caixa” convoca desde 1982 becas para cursar estudios de posgrado en universidades o centros de enseñanza superior en Europa, Asia-Pacífico y América del Norte. Más recientemente, se han sumado otros programas que te permiten cursar estudios de doctorado en España. Hasta el momento, un selecto grupo de 5.000 personas se han beneficiado del programa de becas, muchos de ellos en la actualidad trabajando en instituciones de prestigio internacional como la Organización de las Naciones Unidas, el Fondo Monetario Internacional o el Museo de Arte Moderno de Nueva York.

En 2012 fui seleccionado como becario para cursar estudios de máster en la Universidad de Oxford, y en este artículo te doy 10 consejos para prepararte para la solicitud de una de las becas de “la Caixa”. Cuando preparé mi solicitud varias entradas de blog me fueron de gran ayuda, pero algunas de ellas ya han cumplido casi 10 años desde que fueron publicadas, y ha llegado el momento de brindarles una atención renovada. Espero que esta publicación te sea de ayuda, y no dudes en dejar un comentario debajo si te surgen dudas o quieres aportar tu granito de arena. 

¿Cuáles son los requisitos para poder solicitar una beca?

Los requisitos para poder optar a una de las becas de postgrado de “la Caixa” son tres:

  • Poseer nacionalidad española o portuguesa.
  • Haber finalizado tus estudios de licenciatura, grado o diplomatura entre enero de 2011 y julio de 2020 (según convocatoria del 2020).
  • Demostrar un conocimiento intermedio del inglés, mediante uno de los siguientes títulos:
    • TOEFL iBT: calificación mínima de 95 (110* en caso de querer cursar un MBA).
    • Universidad de Cambridge: mínimo el First Certificate in English con una calificación de B (Certificate of Proficiency in English en caso de querer cursar un MBA).
    • IELTS: calificación mínima de 6,5 en la versión Academic o General Training (calificación mínima de 8 en caso de querer cursar un MBA).
    • Escuela de Idiomas Modernos (Universidad de Barcelona): nivel B2.2 o superior de la Prueba de Acreditación de Inglés online.
    • Escuela Oficial de Idiomas (España): certificado de nivel B2 cursado y aprobado.

Asegúrate de leer bien las directrices de la convocatoria para la que te presentes, ya que estos requisitos pueden variar ligeramente cada año.

*Yo saqué una puntuación superior a los 110 puntos habiendo cursado el segundo curso de nivel Advanced en la Escuela Oficial de Idiomas (UB).

Solicitud y documentación

La solicitud se realiza completamente por vía telemática, a través de un formulario on-line, y debe redactarse en inglés. Inicia la solicitud lo antes posible, así podrás ver exactamente cuál es la información que tienes que aportar, ya que la propia normativa de cada convocatoria no da demasiada información al respecto. Seguramente como parte de la solicitud debas redactar una memoria de estudios, donde detalles cuáles son tus planes de futuro y por qué los estudios de posgrado que planteas son los más adecuados para tu carrera profesional. Además deberás adjuntar el certificado de idioma y un mínimo de dos cartas de referencia (máximo 5). En el artículo Cartas de referencia (universidad y becas): qué son y cómo pedirlas te explico todo lo que debes saber acerca de las cartas de referencia.

El proceso de selección

La fecha límite de entrega de solicitudes suele situarse en algún momento de finales de enero, y parece ser que la misma fecha se ha mantenido a lo largo de los últimos años. De todos modos, en la misma web de solicitudes puedes optar a recibir una notificación para que te avisen de futuras convocatorias. Hasta un par de semanas más tarde de la fecha límite de entrega, puedes presentar el certificado de idiomas, algo que resulta útil si debes presentarte a un examen de idioma ex profeso.

Una vez enviada toda la documentación, se realiza una primera evaluación, que consiste en un examen de elegibilidad, es decir, si cumples con todos los requisitos de la convocatoria y has enviado toda la documentación requerida, tu solicitud será aceptada. A mí me comunicaron el 7 de febrero que mi solicitud había sido aceptada, y que por lo tanto pasaba a la siguiente fase, la fase de preselección.

La fase de preselección consiste en la evaluación por parte de grupos de expertos de la documentación aportada. En mi caso, el 19 de marzo me comunicaron que mi solicitud había superado el proceso de selección. Dos días después, me enviaron los detalles de la entrevista, la última de las fases que consiste en una entrevista delante de un comité de selección formado por un tribunal de unas 6 personas. En mi caso la entrevista se celebró el 16 de abril en la sede de “la Caixa” de Barcelona. En el artículo Becas de “la Caixa”: la Entrevista te explico todos los detalles acerca de la entrevista.

Finalmente, el 24 de abril recibí las buenas noticias:

¿Cuáles son mis 10 consejos para conseguir una beca de la Caixa?

1. Empieza la solicitud con tiempo.

De hecho, ¿a qué estás esperando? Si estás leyendo este artículo en mayo y estás pensando en solicitar la beca para la convocatoria del próximo año, lo estás haciendo bien. De hecho, muchas de las universidades extranjeras (estoy pensando especialmente en Estados Unidos y Reino Unido), empiezan sus procesos de admisión en noviembre o diciembre del curso anterior, o incluso hasta un año antes. Es decir, si tienes pensado realizar un máster o un doctorado en Estados Unidos, para empezar en el curso 2022/23 deberías enviar la solicitud de admisión en el verano del 2021.

2. Diseña un plan de acción.

Al ser un proceso relativamente largo (desde que envías la solicitud hasta que llegas a la entrevista pueden pasar hasta 5 meses), es necesario que diseñes un plan teniendo en cuenta las fechas clave de la convocatoria. Si piensas preparar la solicitud durante tu último año de carrera, tendrás mil otras cosas en la cabeza: trabajos que entregar, prácticas, trabajo de final de grado… es muy fácil perderse en una montaña de compromisos, por eso es importante planificarte bien las tareas. Una mala planificación puede costarte un año entero de tu carrera.

3. Un buen expediente no basta.

A veces, las preguntas más sencillas son las de más difícil respuesta. ¿Qué quieres hacer en la vida? Tener un expediente de 10 no te garantiza que obtengas una de las codiciadas becas, aunque naturalmente ayuda, ya que es una manera de demostrar cierto compromiso con tus estudios. Podrían no concederte una beca a pesar de ser el primero de tu promoción si no tienes claro hacia dónde quieres ir. Un expediente ‘normal’ tampoco te descarta como candidato, y vale la pena remarcar que, a diferencia de otras becas, entre los requisitos para solicitar una beca ninguno hace referencia a una nota mínima. Esto no es fruto del azar o por un despiste del comité encargado de redactar la convocatoria, sino que realmente no existe una ‘nota de corte’.

4. Investiga cuáles son los requisitos de tu Universidad de destino.

La admisión en la Universidad donde quieres cursar el posgrado y la beca de “la Caixa” son dos solicitudes completamente independientes, y por lo tanto tendrán requisitos y plazos completamente distintos, aunque posiblemente se parezcan. Podrías encontrarte ante la tesitura de haber recibido una beca de “la Caixa”, pero la Universidad a la que tanto deseabas acudir no admitirte. Por este motivo, es importante que conozcas bien qué te pide tu Universidad de destino. En mi caso, por ejemplo, el nivel de inglés que me pedía Oxford era considerablemente más alto que el que me pedían desde las becas de “la Caixa”.  

5. Prepara un plan B (y un plan C…).

Cabe la posibilidad de que tu primera opción de Universidad no te admita en su programa de estudios, especialmente si apuntas alto, ya que el número de plazas suele ser limitado y la competencia feroz. Por este motivo es importante que tengas otras universidades en mente, más allá de la universidad de tus sueños, y no está de más que lo menciones en tu solicitud. Incluso cabe la posibilidad de que en la entrevista te pregunten explícitamente por tus alternativas o planes B. Mi primera opción era realizar un máster en la Universidad de Oxford, pero en la solicitud también mencioné en un párrafo que en caso de no ser admitido, había otros dos programas de máster que me interesaban, uno en Londres y otro en Edinburgo.

6. No exageres ni inventes.

Antes se coge a un mentiroso que a un cojo, como dice el refranero popular. No tenía claro si incluir este consejo en la lista, pero la experiencia me pide que sí. Una vez vi en el currículum de un alumno que había incluido viajes de fin de curso como ‘experiencia en el extranjero’. Really? Sobredimensionar aspectos de tu currículum te puede salir caro, así que deja el set de maquillaje de la Señorita Pepis en el cajón, bien guardado. Tampoco omitas aspectos de tu solicitud que consideres que son ‘poco relevantes’, innecesarios o que no guardan relación con tu trayectoria, a la gente de “la Caixa” les gustan las cosas que “se salen de la norma”. 

7. Elige muy bien tus cartas.

No me refiero a las cartas del póker… sino a las cartas de referencia. Si puedes enviar el máximo de cinco cartas, mejor, aunque eso sí, asegúrate de que sean personas que puedan hablar detalladamente (y bien) de ti. Las cartas tipo ‘doy fe de que menganito o fulanito fue alumno mío’ no valen y pueden perjudicar tu solicitud. En el artículo Cartas de referencia (universidad y becas): qué son y cómo pedirlas te explico todo lo que debes saber acerca de las cartas de referencia.

8. Solicita feedback.

Y cuanto más, mejor. Es importante que otras personas lean tu solicitud y te den feedback, por este motivo también es importante el consejo número uno, ya que no te esperes que al día siguiente de enviar tu solicitud a alguien se la lea y te envíe sus comentarios. Dales tiempo para que se la puedan leer con tranquilidad y te permita implementar los cambios con tranquilidad y, si fuera necesario, volver a enviar la versión revisada.

9. Pregunta a un ex-becario.

Cuando preparé mi solicitud, allá hacia finales del año 2011 e inicios del 2012, ya existía la Red de Becarios “la Caixa”, con los datos de contacto de todos los ex-becarios de “la Caixa”, con una breve biografía de cada uno. Es una herramienta muy útil que te permite contactar con ex-becarios de “la Caixa”. En el momento de preparar mi solicitud, envié e-mails a cerca de 20 ex-becarios -sí, lo admito, algo obsesivo-, todos ellos de humanidades, que es mi rama, y que habían disfrutado de una beca relativamente recientemente (los últimos 10 años), de modo que me podían dar consejos acerca de su experiencia.

10. Si no sale a la primera, no desesperes.

Si bien yo conseguí la beca en el primer intento, no desesperes, hay gente que la consigue después de intentarlo varias veces, así que si a la primera no sale, aprende de los errores e inténtalo de nuevo al año siguiente. Son unas becas muy competitivas (en 2020, la ratio de beca por solicitud aceptada fue de 1/9,6, es decir, por cada 9,6 solicitudes una persona recibió una beca), y por lo tanto es posible que hayas preparado una muy buena solicitud, y aún así no conseguir la beca. Como escribe Scott Adams en su libro How to Fail at Almost Everything and Still Win Big: “Failure always brings something valuable with it. I don’t let it leave until I extract that value.”

No dudes en dejar un comentario si tienes alguna duda o quieres compartir tu experiencia, ¡y mucha suerte! 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s